La ruleta y su historia apasionante

Este juego es uno de los más antiguos practicados aún hoy en día con cierta semejanza entre las primeras versiones del mismo y las más modernas. Por eso te dejamos un poco de su apasionante histórica.

El nombre original del juego es derivado del francés Rouellette o “pequeña rueda”, ya que la versión moderna que conocemos fue desarrollada por un matemático gales. Sin embargo, existen indicios de que diferentes culturas a lo largo del mundo emplearon métodos de azar similares durante cientos de años. Ejemplo de ello son los tableros con 40 figurillas de arcilla encontradas en China (s.XII) o los juegos con las ruedas de carros, usadas por los militares griegos y romanos.

A mediados de 1700, la rueda y el tablero llegaron a Francia gozando de rápida aceptación entre las clases burgueses e incluso entre la realeza. Tanto así, que el Rey Luis XV (1710 – 1774) intentó incluso prohibirle por completo, pues muchos personajes y ciudadanos preferían jugar antes que realizar sus labores y obligaciones. En 1806 Napoleón Bonaparte promulgó la orden de permitir la administración de la Ruleta únicamente al casino del Palacio Real.

ara 1860 se extendió una Ley de prohibición de apuestas al azar y los establecimientos se convirtieron en locales clandestinos, por lo que muchos empresarios tuvieron que salir del país y buscar nuevos mercados. Los hermanos Blanc se mudaron a Monte Carlo, donde fundaron una cultura de apuesta y juego que perdura hasta hoy. El lugar se convirtió en una meca para todos los amantes de los casinos y la Ruleta de un solo cero fue tan bien aceptada, que fue ahí donde comenzó su expansión a lo largo del mundo, principalmente por los cientos de marinos que pasaban un par de días en el puerto de la ciudad, jugando antes de zarpar para el siguiente destino.

En America, las primeras Ruletas se diferenciaban en cierta medida a las utilizadas en el casino de Monte Carlo. Aunque las reglas permanecieron casi inalteradas, las condiciones de juego si sufrieron severas modificaciones.

Mientras en Europa se gozaba de un cierto estatus dentro de los establecimientos y sus visitantes respetaban un código de vestimenta y comportamiento, en Estados Unidos regían las reglas del viejo oeste, con locales provisorios, suciedad y bajo nivel general. Tanto los jugadores como los operadores de la Ruleta solían emplear trucos para ganar, lo que generaba continuamente peleas y disturbios. Por esta razón, las ruedas fueron colocadas en mesas y el tablero fue introducido para regular las apuestas, sin que terceros pudieran intervenir o alterar los resultados.

Más de 10 siglos de Ruleta hacen de este juego, un atractivo inevitable!

En nuestras salas y casinos te esperamos con sus versiones de paño y electrónicas.

FUENTE: casinos-online.es

Deja un comentario

Pin It en Pinterest